Color y Arquitectura

Home / RECIENTES / Color y Arquitectura

El color es, sin duda, la herramienta perfecta para expresar infinidad de sensaciones. Por ello ponemos a disposición una gran gamma de colores de aluminio para ventanas.

El color en la arquitectura puede servir para favorecer, destacar, disimular, incluso ocultar.

También para crear una sensación excitante o tranquila, para significar temperatura, tamaño y profundidad o peso.

Además puede ser utilizado deliberadamente para despertar un sentimiento.

Criterios del color

La técnica del color esta sometida a ciertas leyes o criterios.

Conociéndolos será posible dominar el arte de la armonización.

Así como conocer los medios útiles que sirven para evitar la monotonía en una combinación cromática, estimular la facultad del gusto selectivo y la sensibilidad.

El hogar de nuestros días no solo requiere color para embellecer y animar. Requiere un color que resuelva las necesidades psicológicas de quienes vivan con el.

La elección del color esta basada en factores estáticos y también en los psíquicos, culturales, sociales y económicos.

¿Cómo clasificamos los colores?

Como bien sabemos, los colores se clasifican en dos grandes grupos; cálidos y fríos.

El fundamento de esta división radica simplemente en la sensación y experiencia humana más que en una razón de tipo científica.

Los colores cálidos en matices claros como cremas y rosas, sugieren delicadeza, feminidad, amabilidad, hospitalidad y regocijo.

En los matices oscuros con predominio de rojo, indican vitalidad, poder, riqueza y estabilidad.

Viene determinado por asociación a la luz solar y el fuego al rojo-anaranjado, al amarillo, etc.

Los colores fríos en matices claros expresan delicadeza, frescura, expansión, descanso, soledad, esperanza y paz.

En los matices oscuros con predominio de azul; melancolía, reserva, misterio, depresión y pesadez.

Los colores fríos son considerados así por asociación con el agua al azul, violeta y verdoso.

Armonización de los colores

En todas las armonías cromáticas se pueden observar tres colores:

• Uno dominante: que es el mas neutro y de mayor extensión.

Sirve para destacar los otros colores que conforman nuestra composición gráfica, especialmente al opuesto.

• El tónico: es el complementario del color de dominio.

Es el mas potente en color y valor, y el que se utiliza como nota de animación o audacia en cualquier elemento (alfombra, cortina , etc.)

• El de mediación: que actúa como conciliador y modo de transición entre cada uno de los dos anteriores.

Suele tener una situación en el circulo cromático cercano a la de color tónico.

Veamos un ejemplo

En una composición armónica cuyo color dominante sea el amarillo, y el violeta sea el tónico, el mediador puede ser el rojo.

Si la sensación que queremos transmitir es de calidez, el rojo será perfecto, o un azul si queremos que sea mas bien fría.

Color en las ventanas

Es bien conocido que el color en las puertas y ventanas han sido siempre un referente tonal para dar carácter a las obras arquitectónicas.

Actualmente no sólo se dispone de una libertad cromática casi infinita, sino que la complejidad va un poco más allá.

Donde el mercado de fabricantes de pinturas ofrece miles de posibilidades con texturas, símiles de materiales de la naturaleza (madera), y combinación de pigmentos para conseguir varios colores con el mismo producto (según la proyección de la luz).

En Thermia Barcelona nos gusta estar a la vanguardia de las tendencias en decoración y arquitectura.

Por eso nuestros proveedores trabajan siempre con las primeras marcas fabricantes de colores de aluminio para ventanas.

De esta manera garantizamos los acabados más modernos y actuales y los ofrecemos al mejor precio.